Si me dijeran: “pide un deseo…”

moneda-de-oro

 

 ···········································································

 Licencia de Creative Commons

 

Tintinean campanillas por las esquinas,

el amor fragante y asumido está en el aire,

el amor y la felicidad van de la mano

por las esquinas invernales y brillantes.

Todos quieren su trocito de felicidad,

los intentos por tenerlo son inútiles,

todos no pueden pagar,

solo queda mirar y soñar

con esa mentira que se disfraza

de fría y atractiva realidad.

Por fin llega otra vez la navidad

vestida de luz y color,

llena de fantasía y amor,

pero hoy tú no la puedes comprar.

Llega la navidad con ternura y olor de hogar,

llega con desahucios y fragmentación,

las familias son extirpadas del árbol

como plaga sin dinero para poder estar.

Llega la mentira a las grandes superficies

rotas en pasillos de deseo por donde

como si fuéramos zombis paseamos,

buscando nuestro regalo posible,

nuestra esperanza de poseer felicidad.

Llega la navidad, no se te ocurra

echarte a llorar por no poder pagar,

todos creemos ser iguales,

pero es mentira, solo nuestro dios sabe

cuanta miseria deberemos soportar

el resto del año por obligarnos,

ilusionados y estúpidos a pagar

por nuestro pedacito de Navidad.

Navidad, navidad,

llega la dulce navidad.

. by manuel haro jurado is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Spain License.

Anuncios