Tangible.

···········································································

 Licencia de Creative Commons

Dinamométrica estancia,

cristalizados momentos,

dedo corazón en el locuaz

tránsito sobre la azulada y tímida.

Apenas doce centímetros de piel

del envés de mi antebrazo,

asimilar cada milímetro,

suave tacto recorriendo mi universo.

Sus labios se movían sin sonido,

mis latidos ensordecedores anulaban

cada palabra pronunciada,

mi brazo extendido sobre la fría mesa

ardía al sentir su precioso dedo

deslizándose por mi azulada vena.

Su amiga, estaba a mi derecha,

me di cuenta de su existencia

al ver como se marchaban las dos.

Fragmentos de mi pubertad enigmática,

atrapados en el frágil río donde

deambulan cual mágicas burbujas,

hoy absolutos e infinitos instantes

tan necesarios para seguir soñando.

. by manuel haro jurado is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Spain License.

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Elda
    Ago 13, 2012 @ 17:14:24

    Preciosas sensaciones en esa pubertad tan lejana por mi parte, que ni me acuerdo, jajaja.
    Que bonito eso de: sus labios se movian sin sonido, mis latidos ensordecedores anulaban cada palabra pronunciada.
    ¡Hay quien fuera joven para volver a sentir esas sensaciones!. Bueno, yo, seguiré soñando y mientras te leo también.
    Manu, encantada siempre.
    Te mando un abrazo fuerte y hasta pronto, pues me vuelvo a ir otros cuantos días más.

    Responder

  2. manu
    Ago 13, 2012 @ 21:30:55

    Mi querida amiga, siempre agradecido de tus estimadas palabras. Recibe un muy cordial saludo. Abrazos.

    Responder

  3. masletrasarte
    Ago 16, 2012 @ 16:18:06

    solo le falta algo, un buen recitador,
    tiene vida propia
    salud

    Responder

  4. manu
    Ago 16, 2012 @ 16:42:05

    Cierto mi estimado amigo, la vida del poema siempre reside en aquel que pone su voz y su talento a la hora de declamar las palabras que el poeta pensara y después escribiese, con el fin último de ser recitado y entregado al tiempo y al espacio, que es su verdadero lugar de origen, ser escuchado… como lo es el sonido de la naturaleza. Un abrazo.

    Responder

  5. Ío
    Sep 11, 2012 @ 22:18:12

    Todo queda en el cristal de la memoria, son instantes que se alimentan del día a día, de lo vivido y de lo que está por vivir.
    Es bello soñar, lo son tus versos, mi querido Manu.
    Contigo queda mi abrazo y un beso de noche de llovizna.

    Ío

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: