La misma historia.

···········································································

Licencia de Creative Commons

Mis labios caídos sobre el barro

tibio y moreno de tu cuerpo,

alfarero de la pieza más preciosa

donde el placer caprichoso te da forma.

Abrazado a tu figura, al eco de tus gemidos

en mi boca, amado por la fragilidad

de tus miradas que se funden en la mías.

Esclavo de tu libertad, de tus palabras

entregadas con matices de crepúsculo,

susurradas en el horizonte de mi cuello,

escritas sobre mi piel con el cálido pincel,

maravilla con que dibujas cada uno de tus besos.

Y es entonces que se paran mis latidos,

se detiene el fluir continuo de mi vida,

y es entonces que siento como estalla mi ser,

derrotado por la cadencia de tu respiración,

y es este el momento en que existo

en el único mundo real que soñé,

este instante en que sobran todas las palabras,

cuando el silencio sudoroso de tu cuerpo

abre tus labios para en un último suspiro

que quiebra tu cintura de seda y jade,

repitas muy quedo en un ángulo de mi pecho

 te amo, te amo, je t´aime mon amour.

. by manuel haro jurado is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Spain License.

Libre sin ti.


···········································································

Licencia de Creative Commons

Circular y cotidiano, humanos,

exentos de belleza, prohibidos,

catárticos enlaces ya rotos

entre la majestuosidad del comienzo

y el progresivo camino degenerativo.

Seres toscos e inteligentes, humanos,

merecedores de su precipitación continua,

humanos que mancillan la vida concedida,

seres henchidos de prestidigitación,

mágia inagotable para causar dolor sin más.

Humanos rodeados de acordes rotos,

sin sonido, sin armonía audible,

seres ruidosos y violentos, humanos.

Sombra de un nuevo sol,

que ha de acabar con esta

pútrida raza de necios,

luz imperturbable del cosmos

por fin le ha de arrebatar el privilegio,

misterio atemporal de la vida,

que desde hace siglos ya no merece,

y por fin el planeta libre de su nombre,

mostrará el rugir de su interior,

candente e imperturbable en extensión,

conocerá de su verdadera amplitud,

conocerá que la palabra libertad

fue echa esclava desde su origen,

por aquellos, raza de humanos,

única especie temida por las demás,

por todas las que en verdad son

civilizadas y viven en armonía con el planeta,

 al fin libres de este animal salvaje, el hombre,  

libres al fin sin el nombre,  solos en su realidad,

en la ausencia plena de ti, rodeados del espacio,

libres al fin sin ti. 

. by manuel haro jurado is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Spain License.