Cuanto tiempo.

···········································································

Licencia de Creative Commons

Las níveas conjeturas,
los juicios vanos y encauzados,
los dientes apretados, la rabia,
espuma blanca en la boca, rechazo.
Las flores cortadas por el viento
fugaz de manos estúpidas de necios.
En los peldaños de aquella escalera,
ruedan las palabras desmembradas,
separadas de los labios con avidez,
encajonadas en frases hirientes,
lanzadas al espacio de tu sombra.
En la textura testimonial,
se adormece la ira acumulada,
preludio adoquinado de fríos cauces,
mugrientas fauces de delirio,
donde verbos asesinados,
caen al suelo con ímpetu póstumo,
desgarrando las almas y sus pecados.
En el patio de mi niñez
mi madre me dijo sin palabras,
sentimientos enterrados en su pecho,
pasaría mucho tiempo para escuchar,
del silencio, entre sus lágrimas, de viva voz,
un tímido te quiero, caído de su garganta,
otorgando su amor incondicional,
diferente en sus formas,
pleno en su contenido, en su silencio,
en el amargo brillo de sus lágrimas.

. by manuel haro jurado is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Spain License.

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Elda
    Ene 30, 2011 @ 17:48:56

    Dolidos y tristes versos de un recuerdo pasado, descritos como siempre
    con tu gran talento y maestría.
    La última estrofa me encanta Manu.
    Un abrazo desde mi corazón.
    Elda

    Responder

  2. manuharojurado
    Ene 31, 2011 @ 17:32:46

    Gracias por estar siempre ahí. Un fuerte abrazo mi querida amiga Elda.

    Responder

  3. Ío
    Ago 31, 2011 @ 19:32:46

    Mi querido amigo, cuanta furia y fuerza en estos versos, y resquemor; tal y como lo escribes así lo siento.
    “Las flores cortadas por el viento”, solo de pensarlo duele, “ruedan las palabras desmembradas”, también en este verso, y en casi todos los que componen este gran poema, se deja ver, claramente tu rabia apenas contenida.

    Cuando amanezca la noche, allá donde estás, deja que te invada y te haga su prisionero, te llevará con su dulce y sedosa mano hasta el confín del silencio, donde siempre nace la eterna luz.
    Un abrazo, mi Manu, un beso a tu alrededor

    Ío

    Responder

  4. manu
    Sep 01, 2011 @ 15:52:27

    Escucho ese suave y callado silencio que me envuelve, escucho tu voz en cada palabra que me escribes. Siento la calma y el brillo de tu alma, a mi alrededor.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: