Me das el tiempo.

···········································································

Licencia de Creative Commons


Llega la lluvia hasta mis labios,

sedientos de sombra, de triste fragilidad,

en un beso caído como hoja trémula,

no puedo disimular cuanto te amo.

Veo perderse mi destino, sus márgenes

son límite para tu sensitiva piel rosada,

tus palabras dentro de tu boca,

saborean cadencias, tonos sensuales

que diluyen el color de tu voz.

Disimulados caen de tu  lengua los sonidos

sobre la mía, recorres las gotas,

tibia lluvia que se mezcla

con esta húmeda pasión.

Libo cual colibrí, de tus deseos

cálidos y estáticos, transparentes

y cristalinos, versos que se evaporan,

líquido néctar tu cuerpo ardiente,

textura de cereza sabrosa.

Ya no quedan nubes grises limpias

acostumbradas a mojar tu cuerpo,

cada vez que se funde, distante,

distraído, soñado por el mío.

Ya no quedan besos imaginados

en tardes de lluvia, preciosas tardes,

donde el amor, bruma de nubes tristes,

arropó nuestros cuerpos desnudos.

. by manuel haro jurado is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Spain License.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Elda
    Dic 05, 2010 @ 23:19:46

    Dichosa la mujer que te inspiró tanta belleza.
    Manu, me quedé prendada de tus versos cálidos y sensuales llenos de amor.
    Te diré, que es el que más me ha gustado, sin desmerecer nada de lo que escribes.
    Te aplaudo con todo mi cariño.
    Besos. Elda

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: